Extranjeros, Marroquíes, RESTAURANTES

Alcuzcuz de Alhuzema

Extranjeros, Marroquíes, RESTAURANTES

Dirección: Farmacia, 8. Madrid
Metro / Zona: Chueca / Hortaleza.
Teléfono: 91 531 94 11.
Horario: De 13:00 a 16:0 y de 20:30 a 24:00 h.
Cierra: Domingos noche y lunes.
Precio: 25 €. Menú degustación 42 € (2 pax).
Comentario: Es uno de los restaurantes marroquíes más tradicionales de la capital (1989), aunque su nombre anterior era Al-Hoceima. Cerró durante 1 año para renovar sus instalaciones y ha vuelto a donde estuvo siempre, en la mejor y más auténtica cocina casera de nuestro vecino del Sur. También tuvo siempre sencillez en lo decorativo, un cálido y cercano ambiente “familiar” y gran amabilidad en el trato. Aquí se viene a comer esos platos que todos tenemos en la memoria y que forman parte de esa cultura común. Entre ellos el cus-cus, uno de los buenos de Madrid. A propósito, aunque no lo parezca, este es un plato de larga tradición española. Del árabe “Al-kukús” (la comida), de origen sudanés e introducido en Al-Andalus en el S. XIII. Plato magrebí, originario del desierto y oasis del Norte de África y comida tradicional de Argelia y Marruecos. En la antigüedad era elaborado a base de pequeños trocitos de miga de pan, en lugar de sémola de trigo. Siete siglos de dominación arábigo-española hicieron que se cocinase tanto en España como en otras ciudades del Norte de África. En este artículo profundizamos más sobre este asunto del alcuzcuz. http://www.los5mejores.com/labocamagazine/alcuzcuz-alcuzcuzu-alcoscuzu-cus-cus-para-los-amigos . Otra teoría sobre la procedencia de la palabra cuscús, proviene del ruido que hace el vapor al cocer la sémola en el kiskas.

Especialidades: La harira, sopa marroquí cocinada con carne, vegetales y legumbre, está estupenda. La crujiente pastela o bastela rellena de pollo, mejor todavía. Y el alcuzcuz de cordero, (también de ternera, pollo o vegetal)… es un plato que te reconcilia con las tradiciones culturales culinarias. También están bien los pinchos moruno o kofta de carne picada. Y por supuesto, coma lo que coma, debería finalizar con los exquisitos dulces (hemos dicho dulces), de hojaldre rellenos de crema de leche con almendras; y el té con hierbabuena. No se lo pierda. Una buena opción es el menú degustación que ofrece todo un poco de todo: harira, bastela, pinchos, alcuzcuz y dulces con el té. Comida sencilla, bien hecha, sin puestas en plato atractivas: casera.
Tarjetas: Si Aparcacoches: No Aparcamiento: No Fumadores: No Minusválido: No
Web:
E-Mail:

Compartir: