Para no equivocarse en Madrid

Perdices reales de Luis XV

EDITORIALES -TENDENCIAS-, LA BOCA MAGAZINE, TAPAS DE LETRAS


Paloma torcaz en hilos de verdura y salsa de vinos generosos del restaurante ARCE
El cardenal iba a palacio a confesar al rey de Francia (creo recordar Luis XV). Tras la confesión, le recriminaba por su reiterado amancebamiento con otras mujeres de la Corte, sus continuas orgías y el despendole de vida que llevaba. Le exigía que fuese fiel a la reina. El rey le argumentaba que solo con la reina era aburrido y tedioso, por rutinario…y que había otra vida. Tuvo 7 hijos con otras señoras que no eran la reina. Bueno, con la reina tampoco estuvo mal la cosa… tuvo 11 hijos, de los que vivieron como 7 u 8.
Como era costumbre, siempre que iba el cardenal Fleury a confesarle, comía en palacio. El siempre muy obsequioso, ordenaba que cocinasen para el cardenal lo que más le gustaba del mundo, perdices.
Un día, a la enésima vez que iba a confesarle, el cardenal preguntó:
¿Y qué hay para comer Majestad?
Perdices, le corroboró.
¿Otra vez perdiceeess  Majestad?
Y el rey le contestó, ¿otra vez reina?

 

Alfredo Franco Jubete.

Foto. Paloma torcaz en hilos de verdura y salsa de vinos generosos, restaurante ARCE.

Compartir:

LA BOCA MARKETING & COMUNICACIÓN, S.L. | EDITOR: Alfredo Franco Jubete

DISEÑO: Ángel Luis Sánchez • angeluisanchez1@gmail.com / Desarrollo: Datacom Soluciones Internet

INICIO ↑