Para no equivocarse en Madrid

Sopas de ajo de Ventura de la Vega.

EDITORIALES -TENDENCIAS-, LA BOCA MAGAZINE, TAPAS DE LETRAS

Sopas de ajo de Ventura de la Vega.

Sopas de ajo avahadas. Los 5 Mejores

Sopas de ajo avahadas.

 

A Ventura de la Vega, costumbrista madrileño nacido argentino (1807-1865), su padre al morir ordenó que se le enviase a España para su formación y estudios. Al conducirle al barco que zarpaba para la península, en el muelle gritaba desesperado resistiéndose: “Ciudadanos, ¿consentiréis que se destierre a un argentino de su patria, a la fuerza, y contra su voluntad?

Poeta lírico y dramático, fue director del Teatro Español y académico de la Real Academia de la Lengua, además de profesor de Isabel II.
He encontrado esta imaginativa y fiel receta de sopas avahadas en cuenco de barro. Sopas con tosta crujiente y deliciosa. Sopas castellanas hechas en horno que él comía en Madrid, donde residía.

Cuenco de sopas avahadas, sin tostaLos 5 Mejores

Cuenco de sopas avahadas, sin tosta

Ancho y profundo cuenco, fabricado
De barro – como yo- coloco al fuego;
De agua lo lleno; un pan despedazado
en menudos fragmentos le echo luego
con sal y pimentón espolvoreado;
de puro aceite tímido lo riego;
y del ajo español dos cachos mondo
y en la masa esponjada los escondo.
Todo al calor del fuego hierve junto
Y en brevísimo rato se condensa
mientras de aquel suavísimo conjunto
lanza una parte en gas la llama intensa:
parda corteza cuando está en su punto
se advierte en torno y los sopones prensa.
Y colocado el cuenco en una fuente
Se sirve así para que esté caliente.

Bonita receta que yo personalmente elaboro tal cual se describe: todo en crudo para reducir la intensidad del ajo frito y en horno para conseguir que se haga corteza en la parte superior y en el entorno al cuenco o cazuela de barro.
Los cuencos generalmente suelen ser individuales, cada cual come el suyo, aunque también los hay de mayor tamaño. Cuando se hacen sopas para más de uno se cocinan en cazuela de barro abierta, aunque también existía la tradición de que cada cual tenía su cuenco o conquillo personal.

 

Alfredo franco Jubete.

 

Compartir:

LA BOCA MARKETING & COMUNICACIÓN, S.L. | EDITOR: Alfredo Franco Jubete

DISEÑO: Ángel Luis Sánchez • angeluisanchez1@gmail.com / Desarrollo: Datacom Soluciones Internet

INICIO ↑