Para no equivocarse en Madrid

Casa Botín en la literatura.

EDITORIALES -TENDENCIAS-, LA BOCA MAGAZINE, TAPAS DE LETRAS

Casa Botin.

Muchos escritores anglosajones fueron seducidos por el tipismo y la autenticidad de este antiguo restaurante: Jhon Dos Passos, Scott Fitzgerald. Graham Green, viajero tras la Segunda Guerra Mundial, paseó por España y escribió “Monseñor Quijote” y en uno de sus párrafos dijo: “…propongo que antes de comprar los calcetines morados nos regalemos con un buen almuerzo en Botín…”
Frederic Forsyth, también menciona Botín en “El manifiesto negro”.
Y el premio Pulitzer norteamericano James Michener, en su libro “Iberia” escribe: “… e iba a comer a un buen restaurante que se encontraba al salir de la Plaza Mayor, Botín, que data de 1725…”.
Hemingway menciona el restaurante Casa Botín en “Muerte en la Tarde”, “Fiesta”, “The sun also rises” y otros escritos. Le gustaba el asado a rabiar, fíjense cómo comía el pollo: “I ate a very big meal and drank three bottles of Rioja Alta”. Es decir, ¡se bebía 3 botellas de vino el solito! Bueno, y también está escrito que se comía él solo un cochinillo. Claro, luego escribía de corrido.
También Casa Botín aparece en el Libro Guiness of Records es el texto:  “The oldest restaurant”: The Casa Botin was opened in calle Cuchilleros 17, Madrid, Spain, in 1725. Durante años figuró el francés “Le Procope”, en realidad el café más antiguo de París. Actores, escritores, revolucionarios y románticos, poblaban sus mesas a diario. En el siglo pasado, amplió su oferta como restaurante. Un cliente anglosajón, admirador de Casa Botín, se ocupó de corregir el error. Inició las gestiones que acabaron en la rectificación oficial del libro.

 

Alfredo Franco Jubete.

Compartir:

LA BOCA MARKETING & COMUNICACIÓN, S.L. | EDITOR: Alfredo Franco Jubete

DISEÑO: Ángel Luis Sánchez • angeluisanchez1@gmail.com / Desarrollo: Datacom Soluciones Internet

INICIO ↑