Para no equivocarse en Madrid

¡160 Borracheras!

BLOG, Opinión

 

Dudo que haya otro idioma capaz de profundizar tanto en las borracheras, sus tipos, nombres y sinónimos correspondientes. Y dudo que haya gentes en el mundo, capaces de vacilar tanto como los latinos con los borrachos, sus tajadillas o tajadones. Un catálogo casi inimaginable… que con las últimas inclusiones de lectores estarán en ¡170!

Por supuesto que no están todas, ni por asomo, pero no me negarán que más de 160 sinónimos de borrachera o formas de decir que alguien se ha pasado bebiendo, son unos cuantos. ¿Quién imagina que en un idioma puede haber 160 sinónimos de una palabra? Y eso que he eliminado derivaciones fáciles y supuestamente dudosas. El doble lenguaje es fácil de asumir, basta con añadir intención… y en este lenguaje, la intención es lo que más cuenta. A lo mejor esta es la prueba del 9 de que el español es un idioma rico rico.
En fin, no pretendía concretar un récord, sino detallar las más singulares y originales que me he encontrado.

Quizás se podrían dividir en 4 apartados:

  1. Científicas, académicas, literarias, cultas, correctas y serias.
  2. Metáforas, comparaciones y parábolas.
  3. Vacilonas, bromas, burlas y dichos con mucha guasa.
  4. Y festivas, chuscas, chistosas, graciosas, ocurrentes… todo un variado catálogo casi inimaginable.

Como idioma compartido por muchos países y 540 millones de personas con distintas culturas y sociedades, hay muchas interpretaciones regionales derivadas de los distintos enfoques, actitudes y situaciones ante la bebida. Y sobre todo, de las distintos individuos, vidas, personajes, personajillos y edades. Entre la formal dipsomanía, el huele a trago o la “chispa” de la vida cabe todo.

A propósito de “ el chispa”. Así llamaban a un conocido abogado de una ciudad española. Un hombre muy inteligente, muy divertido y de los más ocurrente que me encontrado en mi vida, Tip incluído. Solterón recalcitrante, aunque se casó finalmente pasados los 50 años, salía muchas noches de soltero y muchas solía volver a casa “chispa”. Una de esas madrugadas, encontró a su madre levantada de la cama y verle cómo zigzagueaba por el pasillo de su casa, con gran disgusto su madre le dijo: ¡Ay ay ay como vieneeees…! ¡Ay cómo vieneeees… ay ay ay cómo vienes…! Ay fulanito… fulanito… cómo vienes! ¡Tú me matas… tú me entierras!…  Y él contestó beodo… ¡Puegh sí que estoy yo ahora… como para ponerme a cavar!

De modo que aquí están (casi) todas las “chispas”:

  • Alcoholismo, alicatado, almendra, alegre, ahumada. Asomarse, abombarse, apuntarse. Andar haciendo eses. Arrimarse a las paredes.
  • Beodez, bimba, bolencia, bolinga, boñiga, borrachera, borrachería, borrachadabufa. Los 5 Mejores
  • Cacao, caldo, caraja, castaña, castañón, cahuín, caliente, cambalada, cebollazo, cermeño, ciego, cirio, cocido, cogorza, cohete, colocao, colocón, cucuruca, cuelgue, cuete, curadera, curda, curdela.
  • Chispa, chistera, chucha, chupeta, churrera, chuzo/a. Coger un cernícalo.
  • Dipsomanía, doblaera
  • Embriaguez, ebriedad, emborrachamiento, enzorzao, enmonado, embriagado, estrobada. Estar hecho una cuba… una lía… una equis… un cuero.
  • Gota, guaza,
  • Hartera, hongo, hosti humera.
  • Intoxicación etílica
  • Jaladera, jamón, juma, jumera.
  • Mamada, mamadera, mamúa, mandanga, manga, mangada, manta, mejenga, melocotón, melopea, merienda, merla, merluza, mierda, moco, mona, moña, moñiga, morao, mordaga mordaza, moscorra, mozcorra.
  • Ñorfa.
  • Papa, papalina, papón, pea, pepino, pítima, peana, pedal, pedalera, pedo, pedraza, pelotazo, peludo, peonza, perra, pichinga, pifa, pítima, pipa, ponerse tierno, puesto, punto. Pillar un lobo, pillar una zorra.
  • Rasca, reata, riata.
  • Sirindanga, socarrao, sombrero, subirse a la cabeza, subirse a predicar.
  • Tablón, tajá, tajada, tañá, toña, torda, torrija, torta, tostado, tranca, trenzadera, trisca, trompa, tunda, turca, tronza, trufa. Tener la lengua gorda. Tropezar en las erres.
  • Va bonito. Va cargado, Va como las grecas. Va doblado. Va fino. Va fino filipino. Va hasta las manillas. Va hasta las trancas. Va midiendo las aceras. Va pedo. Va perfumado. Va perjudicado. Va pimplado. Va piripi. Va tibio. Los 5 MejoresVa toca. Va tostado. Va tierno. Va turbio. Vuelco.
  • Zamacuco, zambomba, zambombazo, zoca, zorra, zorrera.
  • José Agulló desde Colombia me aporta (26-4-19): Traba, Rascao (… «más rascao que hueva de perro»), Jalao (… «más jalao que saco de sordo»).
  • Y «Psico Ferrer» desde el Facebook (27-4-19): gat, torrada, entrompat y una ceba.

¡Pero ¡solo 10 resacas!
Y tras la borrachera, la resaca. Como no podía ser de otra manera, en los diferentes países latinos también tienen su palabra original para denominarla.

  • Akârasy -­ Paraguay
  • Caña – Chile.
  • Cruda – México.
  • Ch´aquí – Bolivia.
  • Chuchaqui- Ecuador
  • Goma – Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Panamá.
  • Guayabo – Colombia.
  • Hachazo – Chile.
  • Ratón – Venezuela.
  • Resaca – Argentina, Brasil, España, Paraguay, Perú, Uruguay.

Pues nada… si esta lectura le ha dado hachazo… ¡a practicar! Pero ojo… vea los efectos de las borracheras y el vino de la mano del refranero castellano.

  • Hombre envinado, hombre entrampado.
  • Con borrachos, no quiero trato; pero del que nunca bebe vino, menos me fío.
  • La vida del perdido, poco dinero y harto de vino.
  • De persona beoda, no fíes tu bolsa.
  • Mostacho gacho, señal de borracho.
  • Amistades que del vino nacen, al dormir la mona se deshacen.
  • Lo que se piensa cuerdo, se ejecuta borracho.
  • No hay cosa como un buen cuartillo para llamar a Fernandillo (Fernandillo, el
  • ueño).
  • El vino no tiene vergüenza.
  • ¿Quieres saber el secreto de tu vecino? Hártalo a vino.

 

Alfredo Franco Jubete.

Compartir:

LA BOCA MARKETING & COMUNICACIÓN, S.L. | EDITOR: Alfredo Franco Jubete

DISEÑO: Ángel Luis Sánchez • angeluisanchez1@gmail.com / Desarrollo: Datacom Soluciones Internet

INICIO ↑