Duraton
LA BOCA MAGAZINE, MENU DEL DIA PORTADA, Secciones

La comida, bien de consumo.

LA BOCA MAGAZINE, MENU DEL DIA PORTADA, Secciones

 

Floren Domezain. Los 5 Mejores.

Bacalao Pil Pil

La comida, bien de consumo.

Aprender a disfrutar con pasión de nuestro tiempo, de nuestra vida, requiere reflexión, madurez e interés. El hombre a través de las civilizaciones ha ido depurando la cultura del hedonismo, con la acumulación de experiencias y momentos únicos. A los placeres les pasa como a las personas, que si no los frecuentas los olvidas. Y ya sabemos… la función hace el órgano.

Decía que la comida se ha convertido en el bien de consumo más importante de la sociedad. Es moda y tendencia, lo vemos todos los días en todos los medios de comunicación y las redes sociales. Comer y beber es lo más social y aspiracional, y más deseado que otros placeres. Bueno, vale, excluyendo “lo único”. Arte, música y literatura quedan muy lejos. Hasta en los viajes, se programan las tapas, comidas y cenas antes que los museos. Y se reservan antes de viajar para no perderse tal o cual restaurante. Y más, los apasionados de la gastronomía, hacen viajes exclusivos con muchos kilómetros de por medio, para comer en un restaurante concreto.

A propósito del viaje de placer, unido rotundamente a la gastronomía… y perdónenme la digresión. ¿Por qué a las clases acomodadas

Gilda.

Gilda.

no les interesan los museos, “las piedras”? Las clases populares son las “únicas visitantes” de museos y monumentos. Fíjense ustedes y me darán la razón, aunque ahora les extrañe mucho lo que digo. Yo lo vengo viendo toda mi vida. En los museos, 90 popular – 10 acomodada. Solo se salvan de esta opinión estadística personal, los grandes museos y las pinacotecas. Por tanto, unos no van a los museos, pero sin embargo en los aperitivos se encuentran todas las clases sociales. Se perdona la hora de “piedras” pero nunca la del aperitivo.

Vivimos la sociedad del hedonismo, del placer como el fin básico de la existencia. La vida no es nada fácil y hay que aprovechar los buenos momentos antes de que se pare un reloj que no sabemos la cuerda que tiene. Nada que decir en contra, todo lo contrario, la vida está para disfrutarla en todos los sentidos y ámbitos que cada uno desee. Sin placeres la vida es menos vida. Y la comida es el bien capaz de satisfacer el placer más cotidiano de la sociedad. El más buscado por social, de moda, interactivo y tradicional. El más encontrado en la taberna o en el bar, los españoles no comemos tapas, “las comulgamos”. Su espíritu habita en nosotros, necesitamos alimentarlo. Sin tapa, no hay vida ni esperanza, es la salvación del cuerpo en los templos de la vida.

Coco callos de ternera y bacalao

Coco callos de ternera y bacalao

Por todo esto, la comida es el bien de consumo más completo y que más divertida satisfacción proporciona. El mejor alimento para el cuerpo, para el amor al otro y a uno mismo… para la risa, la discusión y los disgustos. Pero sobre todo, para la diversión, para la felicidad temporal, no hay otra. Una manera de regalar y de regalarse. Un bien sexy, un camino de atracción y seducción, de venta, de conquista. Sin duda, el más cercano al amor, al dinero y al espíritu… tanto, que incluso es capaz de elevarlo. Y repites y repites y repites… y nunca te aburres porque renuevas cotidianamente este placer vital tan unido al espíritu y calendario.

Ya griegos y romanos hicieron de la mesa un centro de atracción social, de reunión y fiesta e incluso de orgía. Hoy muchos siglos después, el mercado nos educa en cultura de masas, pautas sociales y hábitos de consumo. La comida se ha convertido en uno de esos hábitos deseados y en un “economic good” (bien económico) que dirían los anglosajones, sujeto al tráfico mercantil.
Y la prueba del 9 la tenemos, en la cantidad de proyectos nuevos que nacen cada semana. Antes de ayer estuve en uno, la semana pasada en 2 y dentro de un rato iré a comer a otro nuevo. El tirón económico que tiene este sector, sobretodo hoy en Madrid es brutal.

 

Alfredo Franco Jubete.

No hay comentarios...

Los comentarios están cerrados.